Reportajes


Valle de Elqui: ¿El mercado de la fe?

Image title

Si usted busca un glosario de términos para comprender de qué se trata cada terapia alternativa existente, está en el lugar equivocado, este reportaje no es para usted. Si a usted le interesa conocer la experiencia de un periodista que recorrió Elqui buscando la práctica de estas terapias para comprender si son o no verídicas y si tienen o no resultados, siga leyendo.

Por: @ahorapinto

Fotografías: @daniel_esquiveles

Reiki, tarot, runas, limpiezas de aura, alineación de chacras, oráculo maya y mucho más. Sin dudas, el Valle de Elqui se ha convertido en una especie de “mercado” de terapias complementarias o alternativas que bien podrían estar regidas por lo que los economistas llaman “mano invisible”, y que hace que ante la llegada de un nuevo tarotista el precio de las lecturas baje.

La idea de investigar el “mercado” de las sanaciones y terapias en el Valle de Elqui surge de un viaje que hicimos como equipo a Cochiguaz, para visitar un templo budista. ¿Por qué?, para llegar hasta este punto. Distante unos 20 minutos desde Montegrande (pueblo desde el que se origina el camino al valle de Cochiguaz), nos encontramos con cerca de 15 centros que con rudimentarios conceptos de marketing ofrecían las más milagrosas “curas” a todos los males. Tras ver uno y otro cartel artesanal comienza a rondarnos la duda: ¿por qué aún existen enfermedades en el mundo si acá prometen curar todo?

UNA MIRADA INCRÉDULA

Soy periodista y viví prácticamente toda mi infancia en el Valle de Elqui, razón más que suficiente para tener al menos un poco de contexto sobre el negocio que entre pareos y aromas a incienso se gesta en este lugar desde hace décadas. No es un misterio que gran parte de los “sanadores” desconocen completamente las razones de la física, la ciencia e incluso la metafísica que ellos mismos predican; y es que en este lugar, considerado un polo energético mundial, se genera un espacio propicio para la coexistencia de profanos y mundanos dedicados a vender curas milagrosas ante los más diversos males.

Cargados de prejuicios emprendimos un nuevo viaje al valle, esta vez no para observar, sino para probar los milagros de las terapias complementarias.

DESDE EL CRISTO DEL ELQUI AL MERCADEO DE LA FE

La verdad es que este fenómeno no es nada nuevo. En diciembre de 1898 nació en Río Hurtado Domingo Zárate Vega, quien más tarde se autodefiniría como el “Cristo de Elqui”, hombre que, según cuentan los relatos orales y algunos textos históricos, habría tenido discípulos e incluso giras internacionales anunciando sus conversaciones con seres divinos y advirtiendo sobre el fin del mundo.

Casi un siglo después, varias sectas se asentaron en el valle, siendo la más recordada la que lideró la denominada “hermana Cecilia”, mujer que anunciaba la llegada de naves espaciales que se “llevarían” a los seres más iluminados al espacio. Dicha secta fue seguida a mediados de los ochenta por decenas de personas que renunciaban a todo por seguir a esta mujer y buscar un camino de iluminación.

Hoy el panorama no tiene a líderes espirituales tan venerados como otrora, pero en su lugar hay decenas de personas que en radios de acción más pequeños han constituido puntos de encuentro de oración, sanación y “venta de servicios” que van desde lecturas productivas hasta claustros.

Hasta aquí todo es contexto, pero comenzamos a visitar lugares, y a tratar de curar nuestras almas en este epicentro energético conocido como Valle de Elqui.

Image title

Y LLEGÓ LA LUZ…

Un 70 % de los lugares visitados no merecen mención alguna, se advierten decenas de personas que ―según ellos mismos comentan― han hecho cursos, leído libros, y varios otros ejemplos de “especialización”, pero que tras un par de minutos de conversación dejaban ver gran desconocimiento de sus propios discursos. Pero un lugar en particular nos llamó la atención, positivamente, por cierto.

“Punto de luz” es un centro dedicado a las terapias complementarias que queda en una concurrida esquina de Pisco Elqui. Es liderado por tres socias: Polín Cox, Pilar Fuentes y Josefina Condell, quienes fundaron este lugar hace seis años y señalan tener como especialización la bioenergía. “Nuestro foco es el desarrollo y el bienestar de las personas”, nos señala Polín, al tiempo que explica que “(las personas) tenemos un sistema energético, así como tenemos un sistema digestivo, esto es la base de las medicinas antiguas, como la tradicional china". Este sistema energético, según comenta, está regido por los chacras, que podríamos definirlos como “centros energéticos” dentro de nuestro cuerpo, todos los cuales se vinculan con la columna vertebral y representan funciones específicas (y físicas) del cuerpo, como los sistemas endocrino, nervioso, linfático, inmunológico, etc.

“No son sanaciones milagrosas”, aclara la terapeuta, y es esa frase nos marca, pues en un valle “congestionado” de curas milagrosas, es un atisbo de luz y de cordura encontrarnos con un centro que no ofrezca predicciones ni curas, sino más bien orientación y apoyo, a través de técnicas ancestrales, para comprender el hoy y ahora.

“Nada es mágico”, continúa la terapeuta, “el reiki, por ejemplo, es fácil de explicar desde la energía universal, porque todo es energía, y todos tenemos reiki. Cuando un bebé se golpea, y la mamá pone sus manos sobre ese golpe, en el fondo y de forma inconsciente está haciendo reiki, que es un traspaso de energía. Lo que pasa es que al prepararte ya no pasas tu energía sino la del universo al otro, te transformas en un canal y las personas sienten esa energía a través del calor”, sostiene. Más tarde lo experimentaríamos.

Image title

NUESTRA EXPERIENCIA CON LA RUNAS Y LA ALINEACIÓN

Seguramente usted ha escuchado en reiteradas ocasiones frases como “tenía razón en todo lo que me dijo” o “me hizo sentido lo que decía”, pues bien, eso nos ocurrió. Partimos con las runas. Pilar Fuentes nos explica que las runas “son celtas, es un oráculo muy antiguo, el primer alfabeto que se conoce; lo utilizamos como un espejo, ayuda a comprender a las personas en qué están y por qué están viviendo lo que están viviendo. Se apunta a la orientación, no a la predicción; nosotros en Punto de Luz no trabajamos la predicción”, se antepone. ¿La experiencia? Una serie de tablitas con estos dibujos celtas se despliegan sobre una mesa, cada una con un significado, y simplemente vas eligiendo algunos sin ver el dibujo. Puedes hacer preguntas, tal como un tarot.

Intentamos hacer preguntas sin entregar mucha información, y sin que resultaran genéricas. Consultamos por situaciones personales y laborales que no podían tener respuestas “universales”. Las respuestas fueron atingentes y atendibles, del todo creíbles. ¿Comenzamos a creer entonces en el traspaso energético a estas figuras que tan bien comprendían e interpretaban mi presente?

Pero la sorpresa y el despojo de todo prejuicio vendría después, con la alineación energética. Me hicieron entrar sin zapatos a una sala blanca. Olía muy bien, como a hierbas. Polín me pide que me recueste, me señala que esta experiencia será mucho más relajante que un masaje. No le creí, pero me equivoqué. Recostado en la camilla, relajado ya por la mezcla de olores, sonidos y las palabras, me invita a cerrar los ojos, a tratar de dejar la mente en blanco y comienza a recorrer mi cuerpo con un péndulo de piedra suspendido en una cadena.

La alineación energética es una terapia que se enfoca en la evaluación de cada uno de los chakras y la limpieza del aura para equilibrar energéticamente el cuerpo a través de distintas técnicas como el Reiki, gemas, aromaterapia, péndulo, bastón atlante y masaje. Esto significa que el paciente transforma distorsiones personales que luego se verán como efectos positivos en el cuerpo, mente y emociones.

¿Por qué la sorpresa? Porque el péndulo que mencioné comienza a hacer movimientos (que bien podría hacer la mano de quien lo sostiene) pero este movimiento vino acompañado de certeras preguntas de Polín. ¿Tienes alguna alergia alimentaria? Creo que no consumes carne -me dice- y en ese momento comienzan las sorpresas, pues efectivamente soy vegetariano. Tras esto, vinieron una serie de comentarios de la terapeuta, muy acertados en mi realidad, realidad que ¡ojo! Jamás le mencioné. Paralelamente, y haciendo eco de lo que me relatan como Reiki, Polín posa sus manos sobre distintos lugares de mi cuerpo a una distancia de unos 10 a 15 centímetros, distancia suficiente para sentir un calor muy fuerte en ese punto, esto hasta llegar a mi estómago, pues en ese punto sentí mucho más que calor, fue una verdadera revolución interna, sentía movimientos, calor, pálpitos justo bajo sus manos, me explicaba que era normal, que solo es “energía que nos muestra un problema que estás teniendo acá”.

Pasaron unos 7 minutos, y la mezcla entre música calma, olores, sensaciones y paz me hicieron dormir. Desperté 20 minutos después, sintiendo lo que se siente al salir de un spa, relajo absoluto. Polín me dijo para terminar “traté de llenarte de buena energía” al tiempo que me daba una serie de recomendaciones de bienestar, bebe agua de hierbas, come esto, come aquello. Ese día, en el valle tuve mil prejuicios, pero volví en paz, relajado y consciente de que claramente existen muchos mercaderes de la fe, pero hay otras personas con menos pretensiones que realmente pueden hacer una diferencia, el secreto está en observar y preguntar antes de “comprar”.

Subido por administrador

Otros Articulos
invierno-solidario-detalles-de-l1555521237

Abril del 2019

Invierno solidario: Detalles de la nueva colección de Cecilia Serantoni

barrio-del-mar-la-ruta-gastronom1555342929

Abril del 2019

Barrio del Mar: La ruta gastronómica y de entretención de la región de Coquimbo

formando-modelos-para-los-demas-1555342426

Abril del 2019

Formando modelos para los demás: Milano Models rompe fronteras y recibirá premio en Italia

las-mejores-sonrisas-del-valle-d1555341993

Abril del 2019

Las mejores sonrisas del Valle del Limarí

guia-sos-para-tu-cabello1555341224

Abril del 2019

Guía S.O.S para tu cabello

carlos-reyes-medel-vuelve-con-nu1554989842

Abril del 2019

Carlos Reyes Medel vuelve con nuevas crónicas gastronómicas en su “Viaje al sabor 2”