Reportajes


El lugar en el mundo de Paulina Baltra: La indómita empresaria del Valle de Elqui

Image title

Nació y creció en Pisco Elqui, el más icónico pueblo del valle, pero partió a Santiago para convertirse en una exitosa publicista. No obstante, en un viaje a su pueblo natal para visitar a su familia, un poco por destino y un poco por azar, se quedó para siempre, renunciando a su carrera en la publicidad e iniciando su vida en los negocios. Ella es Paulina una empresaria indómita y resiliente.

Por: @elwndelabarba

Fotos: @daniel_esquiveles

Llegar hasta ella no fue fácil, fue un largo subir por un serpenteante camino de tierra en Valle de Elqui, luego cruzamos un puente de madera que ella misma construyó y ahí dimos con el Hotel IndómitoElqui en Alcohuaz. Llegamos al refugio que tiene Paulina Baltra (53), el que acoge a turistas que gustan de lo simple, de la naturaleza y de los cielos estrellados. Ojo que en este lugar no hay luz eléctrica, por lo que ¡ni se te ocurra quejarte porque se te acabó la batería del celular!

De profesión es publicista y para ello dejó su amado Valle para ir a Santiago, pero la fuerza de la vida la hizo volver para encontrarse con ella misma, no sin antes pasar por varias tragedias que a cualquiera la hubieran derrumbado, pero a Paulina no, ella decidió vivir la vida del modo que quería.

MI LUGAR EN EL MUNDO

“Soy de acá, pero hice el proceso a la inversa”, así parte nuestra conversación con Paulina, una mujer risueña e inquieta que costó que se sentara para poder entrevistarla, por lo que toda la primera parte la hizo de pie, sirviendo un café o moviéndose para mostrar alguna foto.

“Estudié en la escuela de Pisco Elqui hasta octavo, de ahí me fui a La Serena y luego seguí mis estudios de Publicidad en Santiago, pero mi origen es el Valle de Elqui y lo tengo enraizado profundamente”, señala, agregando que luego de 15 años viviendo en la capital volvió a casa. “No fue una decisión, solo fue ocurriendo. Vine de vacaciones y me enfermé. Me dieron licencia como por tres meses, ahí fui volviendo. Pero tengo un sentido de la responsabilidad súper grande, no importa lo que pase, yo al otro día estoy trabajando, por lo que a pesar de que estaba medio saturada aún no me atrevía a dejar Santiago”, recuerda Paulina.

¿Te ahogaba Santiago?

Sí. Durante toda mi vida en Santiago sentí nostalgia del Valle. Tenía la sensación de no poder respirar. No había árboles, no tenía tiempo. Agradezco mi paso por Santiago, pues tengo grandes amigos, pero no era mi lugar en el mundo.

Nos confidencia que hay una película argentina titulada “Un lugar en el mundo”, la que la identifica y que justamente habla de eso. “Efectivamente todos tenemos un lugar en el mundo, pero no siempre tenemos la posibilidad de descubrirlo y yo tengo la sensación de que estoy en mi lugar, me siento súper cómoda. Me gusta el Valle, me gusta mucho la vida rural, necesito espacio, que mi vecino más cercano esté a un par de kilómetros, si no me viene el ‘ahogo’”.

Image title

LA EMPRENDEDORA DEL VALLE

Corrían los años 90 cuando Paulina volvió al Valle de Elqui; señala de manera mordaz que fue “cuando esto del turismo era muy incipiente y aún no se manifestaba con la fuerza de ahora”, agregando que “había que inventar algo, a quién le iba a hacer la publicidad aquí, ¿a la panadería de la esquina? ¡No!, había que crear algo y ahí vino el concepto de ‘Los Jugos’, que fue un restorán emblemático en Pisco Elqui, yo diría que fue el primero que marcó una distancia y se perfiló de una manera distinta”.

Explica que, con el concepto, más que subir o bajar el “nivel”, “queríamos marcar una diferencia, dejar en claro que Los Jugos tenía mística. Tal como lo dice su nombre, Los Jugos partió solo con unas “deliciosas bebidas naturales, gigantes y maravillosas y de a poco comenzamos a crecer, para luego incorporar sándwiches y después se fue transformando en un restorán con identidad”.

Hubo un quiebre en tu vida en ese proceso, ¿cómo te afectó el incendio de Los Jugos?

Fue terrible… (hace una pausa) Eso marcó un antes y un después en mi vida, porque además coincidió con dos coyunturas más, que fue la pérdida de mi casa. Mi vida en el Valle fue con mis abuelos, porque mis papás eran de Santiago y se separaron cuando era muy chiquitita. Mis abuelos maternos tenían campo y casa acá y yo me vine a los dos años a vivir con ellos. Primero perdimos el campo con el tema del dólar el año 1982 y el año 2008 nos pidieron la casa. La segunda coyuntura fue la muerte de mi prima Claudia.

¿Cómo te reinventas después de todo eso?

(Suspira) No sé, a pura fuerza no más. Es que en ese punto de la vida hay dos caminos: o te mueres o no te mueres. Y si decides seguir tienes que hacer una vida con otra piel. Es una decisión, ser feliz o infeliz, siento que son decisiones que uno debe hacer. Cuando partí con el hotel no tenía nada, se habían incendiado recién Los Jugos, había comprado este terreno, pero no tenía un peso. Había hecho la intervención del puente y de algún camino, pero todo a pulso.

“Luego del incendio no quedé con nada”, comenta Paulina, por lo que tuvo que arrendar una casa en Pisco Elqui, y unos amigos (dueños de una fábrica de vinos) le ofrecieron “pega” y estuvo alrededor de un año con ellos. “Fue un año que se me hizo eterno y en algún minuto me di cuenta de que me estaba muriendo” indica.

En ese momento Paulina ya había construido media cabaña, solo tenía el dormitorio y el baño. “La cocina estaba afuera, porque no me alcanzaba para más la plata, no tenía para seguir el resto de la construcción, pero me fui de la empresa, porque no quería eso para mi vida. Llamé a mi ejecutivo del banco Miguel Hott y le dije que tenía que prestarme plata, pero no había ninguna posibilidad, porque no tenía nada (ríe), solo tenía el auto a mi nombre y el terreno, pero él se la jugó y me peleó un crédito. Gracias a él me pude venir y seguir con la construcción de la primera cabaña; ese fue el comienzo de mi nueva vida”.

UN FÉNIX INDÓMITO

El sueño de tener un lugar como IndómitoElqui partió en octubre del 2009, cuando por primera vez se fue a dormir a la cabaña que estaba recién terminada. “Tenía mucho miedo, nunca me imaginé que sería capaz, pero fue increíble”.

¿Por qué Indómito?

No lo sé, creo que fue un regalo de los dioses. Fueron muchas vueltas, quería un nombre distinto, que pegara y tuviera que ver con el Valle, y no creo que exista un lugar en el mundo que sea más indómito.

Nos revela que cuando compró el terreno “no había nada”, es por eso que el camino y el puente lo hizo ella. Indica que ya han pasado 10 años y se reconoce feliz y profundamente agradecida de haberse atrevido a hacerlo, “porque podría haber decidido morir o vender vinos que no eran míos”.

¿Qué te diferencia de las otras propuestas que hay en el Valle?

No quiero ser un hotel más, quiero ser distinta y una de mis características diferenciadoras es que ninguna cabaña tiene luz eléctrica, porque te saca de lo cotidiano. Mi propuesta tiene que ver con que nos olvidamos de que uno puede vivir sin teléfono. Nunca me voy a olvidar de un papá que me dijo que me agradecía profundamente porque pudo conversar con sus hijas, porque no estuvieron pegadas al celular. Vivimos en una sociedad que se está deshumanizando en niveles insospechados. A mí me interesa la calidad de vida, la belleza, la preservación de los espacios e identidades, eso para mí es desarrollo.

Cuenta además que por el tipo de destino turístico que ha desarrollado, la gente que va a Indómito “tiene un nivel de conciencia mayor, tienen una mente y mirada más amplia. Es gente que puede tener el teléfono apagado durante tres días y no enloquece. Yo no quiero que la gente que enloquece sin teléfono venga para acá, es incómodo para mí, porque me andan persiguiendo, que su teléfono, su computador, su batería”.

Este lugar cuenta con tres cabañas, todas construidas con barro y adobe y algunas tienen intervenciones con piedra. “Son chiquititas y básicas, ya que mi intención es la simpleza, es una invitación a replantearte sobre cuánto necesitamos. Mis refugios son profundamente básicos, pero cómodos, tienen estufa a leña y a gas, porque el invierno acá es muy severo; y tienen además muy buena aislación”.

Paulina enfatiza que “estoy premeditadamente dentro de las tarifas más altas del Valle y es porque esto es un lujo”. Menciona que no tiene piscina propiamente tal “porque mi piscina es una poza en el río. ¿Me dicen que la piscina del Hyatt es mejor que esto? Además, es un lujo no tener ningún vecino que te ponga música en la oreja y no hay luz, por lo que la visibilidad del cielo en la noche es extraordinaria y yo ese lujo lo cobro”.

Image title

“MI MISIÓN EN EL MUNDO ES EMBELLECER”

Paulina nos revela que le hicieron el “Oráculo maya”, que es algo parecido a las cartas astrales, que te dice cuál es tu misión en la vida y “la mía es ‘embellecer’, eso es lo que yo vine a hacer”.

Agrega que “ese es mi don y todos tenemos una gracia y lo maravilloso es descubrirlo. Mi felicidad tiene que ver con el conocimiento de esa gracia, que es generar belleza, y eso me completa y me hace feliz. Y creo que si cada uno descubriera su don el mundo sería más feliz”, recalca mirando al horizonte indómito del Valle de Elqui. “Me siento afortunada de la vida. Hay gente que las cosas se le van dando fácilmente, en mi caso todo ha sido una pelea, pero creo que se están terminando las luchas…”.

¿QUIERES IR A INDÓMITOELQUI?

Fono y WhatsApp: +56 9 9609 9135

Mail: indomito.elqui@gmail.com

Dirección: Camino Alcohuaz S/N

Página web: www.indomitoelqui.cl

Subido por administrador

Otros Articulos
importante-marca-de-ropa-espanol1553099355

Marzo del 2019

IMPORTANTE MARCA DE ROPA ESPAÑOLA ANUNCIA LLEGADA A VARIAS CIUDADES DE CHILE Y PARTIRÁ EN LA SERENA

quieres-lograr-nuevas-metas-las-1551794125

Marzo del 2019

¿Quieres lograr nuevas metas?: Las razones para estudiar un postgrado

bendiciones-al-poder-moda-e-inno1551712910

Marzo del 2019

¡Bendiciones al poder! Moda e innovación en los outfits de tus hijo/as

copao-un-secreto-milenario-y-nut1551711285

Marzo del 2019

Copao: Un secreto milenario y nutritivo

la-nueva-revolucion-de-la-bellez1551710663

Marzo del 2019

La nueva revolución de la belleza: El secreto de la vitamina C

mi-hijo-hace-bullying-la-dificil1551449458

Marzo del 2019

¡MI HIJO HACE BULLYING! La difícil misión de contener y orientar desde la otra vereda del conflicto