Reportajes


Benja, el niño que nadie quiere: Las crudas páginas de la historia de un niño al que el sistema le arrebata el futuro

Image title

La historia de niños o niñas que por distintos motivos deben criarse lejos de sus padres y familiares es un tópico que durante el último tiempo se ha mantenido en la palestra, generando acalorados debates. Los numerosos casos de abusos, abandono y desprotección no hacen más que confirmar que Chile posee una deuda histórica con aquellos niños que son “hijos de nadie”.

Por: Camila González Espínola

@Camiiespinola

Fotografía: Daniel Esquivel

Velar por la integridad y el correcto desarrollo de la infancia en un entorno familiar adecuado de amor y respeto es aquello que reconocemos como un deber de los padres o familia cercana, pero si ellos no están disponibles o aptos para ejercer ese rol, ¿entonces quién?

La discusión y controversia en torno a los niños más vulnerables del país está instalada en nuestra sociedad, mientras el Gobierno del presidente Sebastián Piñera anunció recientemente el cierre definitivo del Sename y la creación de una nueva institución, el Servicio de Protección a la Niñez.

En Vida Magazine conocimos el caso de un joven a quien nombraremos Benjamín, uno de los tantos niños que ha crecido sin un hogar ni lazos familiares, sufriendo permanentemente la vulneración de sus derechos en una insensible sociedad que pareciera ser sorda, ciega y muda.

Su mundo lleno de matices es reflejo de la historia de miles de niños y jóvenes que viven una lucha constante, desprotegidos, desamparados y llenos de necesidades.

CUANDO NO HAY UNA FAMILIA PRESENTE

Benjamín es de La Serena, tiene catorce años y una madurez bastante llamativa para su edad. Es inteligente y respetuoso, bueno para la pelota y malo para expresar sus emociones. Sabe que la vida no le ha tocado fácil y cómo no, si prácticamente desde niño lo han expulsado de todos los hogares donde ha estado, sin importar qué siente o si tendrá algún otro lugar para dormir. A estas alturas ha vivido en siete hogares: tres familias de acogida provisoria y cuatro casas de familiares biológicos: la de su papá a quien apenas conoce y con quien actualmente no posee un vínculo; su tía, su abuelo y su madre, quien hace pocas semanas salió de la cárcel.

Desde los cinco años la vida de este joven ha sido un caos, con dos padres adictos a las drogas y antecedentes criminales y de prisión, además de un entorno familiar vulnerable; Benjamín debió comenzar a madurar de golpe, saltándose etapas y situaciones comunes de la infancia. No conoce los paseos familiares a la playa o el campo, las caminatas a la plaza, el regaloneo de domingo con golosinas o el simple, pero reponedor abrazo o beso de buenas noches de alguno de sus papás. Dejó de a poco aquella inocencia propia de la niñez por las preocupaciones y la pena de una vida más solitaria y cruda, donde debió aprender a cuidarse prácticamente solo.

María José es abogada y conoce de cerca el caso. Conoció a Benjamín en la academia de fútbol donde era compañero de su hijo mayor. “Siempre supe que él existía, pero nunca me enteré mayormente qué pasaba. Hace más de tres meses me llamó una de las mamás de otro niño del club deportivo y me consultó qué podía hacer con el Benja, quien en ese entonces estaba con una familia que tenía su cuidado provisorio, esto porque ningún cercano biológico se quedó con él. Los niños habían ido a competir a un campeonato al sur y cuando llegaron no tenía dónde dormir porque los cuidadores habían renunciado a hacerse cargo”, explica.

Fue así como alcanzó a convivir con esa familia alrededor de dos meses. Ellos no lograron adaptarse a las exigencias de atención que requería Benjamín y pusieron fin al “trato” que los designaba como responsables del menor, quedando este desamparado y nuevamente sin un lugar donde estar. Al tanto de la situación, esa misma noche en que llegaron del viaje María José lo fue a buscar a la casa de sus cuidadores y le ofreció un techo. “Mi intención era acogerlo en su situación difícil, me puse en su lugar y le abrí las puertas de mi casa, por un periodo cercano a los dos meses”, comenta.

UNA ORDEN DE INGRESO AL SENAME SIN CUMPLIR

Si bien Benjamín viene de un contexto criminológico preocupante, logró adaptarse a María José y su familia. Su trato respetuoso y obediencia es lo que ella más destaca de él. “Para mí fue un hijo más, cumplía horarios, me trataba bien, y pedía permiso para salir, pero siempre sentí su desconexión con las emociones; era difícil llegar a él porque no se notaba si estaba enojado o contento. No tenía antecedentes de consumo de drogas, no andaba en la calle, salía del colegio y se iba a la casa. Allá sí tenía muchos conflictos, se salía de la sala y no volvía a entrar, pero en términos académicos le iba súper bien”, comenta María José.

Image title

Pese a que la abogada tuvo la intención de solicitar el cuidado formal, actualmente ya no vive con Benjamín. Según nos explica, luego de una conversación con personal de un programa de ayuda que él integra, le recomendaron al menor ingresar a una residencia del Servicio Nacional de Menores (Sename), ya que su familia biológica no se haría cargo. El joven durante esa misma tarde ordenó su mochila, se fue y volvió a vivir con su madre en casa de su abuela.

Un reciente fallo judicial dictó que Benjamín debía ingresar al recinto Niño y Patria en Ovalle. Hasta el momento no se ha registrado su entrada. Tiene una orden de búsqueda, la cual no se ha llevado a cabo, como tampoco un plan de asistencia para resolver sus dudas y miedos, y por desgracia, nadie se hace cargo de encontrarlo.

Por su parte, María José confiesa que es un tema que aún le genera muchas emociones. Espera seguir en contacto con Benjamín y que pueda recibir la ayuda necesaria, y confía en que le espera un futuro pleno, justo y mucho más cuerdo, en donde la infancia sea concebida, respetada y llevada a cabo de otra manera, para que ningún Benja vuelva a vivir una vida tan ingrata.

El DERECHO A GOZAR DE UNA INFANCIA FELIZ

Benjamín refleja la cruda realidad de una masa significativa de niños que han sido víctimas de abandono y abuso en Chile, y que hoy no cuentan con una familia que los contenga y guíe en su desarrollo, pese a que la Constitución del país la reconozca como el “núcleo fundamental de la sociedad” y la principal institución forjadora de valores.

Según información entregada por la dirección del Sename en la Región de Coquimbo, 200 niños son parte de alguna de las 10 residencias a cargo de organismos colaboradores del Servicio Nacional de Menores, sin considerar a todos quienes al igual que Benjamín han obviado la orden de ingresar a un recinto o simplemente el Estado desconoce sus casos.

Este panorama alarmante deja entrever la precaria protección y acompañamiento que existe con los menores vulnerados. Sumado a esto, hace algunas semanas un informe internacional emanado desde las Naciones Unidas dejó al descubierto una realidad espantosa, conocida y denunciada, pero poco tomada en cuenta: “El Estado de Chile y el Poder Judicial han vulnerado los derechos del niño de forma grave y preocupante”, generando daños irreparables en las vidas de algunos de ellos.

El mediático informe fue realizado después de que Lissete Villa, una menor de 11 años, muriera asfixiada dentro de una residencia del Sename luego de que sus cuidadores la sometieran a castigos por su comportamiento; así lo detalló el informe del Servicio Médico Legal dado a conocer por la Fiscalía.

Vivencias que exponen el lado más cruel del abandono, el cual se multiplica dentro o fuera del Sename y que, sea como sea, es silenciado y mantiene a niños y niñas sufriendo y muriendo cada año por la vulneración de sus derechos y el poco apoyo emocional brindado.

Subido por administrador

Otros Articulos
acido-hialuronico-hidrata-tu-pie1544444854

Diciembre del 2018

Ácido hialurónico: Hidrata tu piel

hoy-en-chile-ser-vegetariano-y-v1544444479

Diciembre del 2018

Hoy en Chile: Ser vegetariano y vegano

ciudad-capital-de-sangucheros-a-1544193606

Diciembre del 2018

Ciudad Capital: De sangucheros a rockstars de un docu-reality

como-prevenir-y-como-tratar-la-r1544187693

Diciembre del 2018

¿Cómo prevenir y cómo tratar la rosácea?

en-estos-dias-de-calor-cuidado-c1544115726

Diciembre del 2018

En estos días de calor, ¡cuidado con los hongos en la piel!

hygge-style-la-tendencia-de-deco1544113784

Diciembre del 2018

Hygge style: La tendencia de decorar la casa “para el alma”